Your Feedback Matters


We hope you are enjoying The Foundation Stone™.
Please take a few moments to complete the survey
so that we can continue to improve our website.
Thank you for your time and support.

Take this survey



Your Feedback Matters


Please reconsider your decision.
A few minutes of your time will be
a great help and will allow us to make
The Foundation Stone™ even better.

Thank You!

Take this survey


Exclusively designed for The Foundation Stone Hand Crafted Metal Lace Thank You Machine


To order yours please contact

michal@thefoundationstone.org

Últimas noticias
prev
next
La Música de la Halajá - Janucá: Creación de unificación de Imprimir E-mail

Music of Halacha La música anterior de la Halajá mencionado el debate entre la Casa de Shamai y la Casa de Hillel en relación con el número de velas que cada noche la luz de la fiesta. Shamai enseñado que debemos luz ocho velas en la primera noche, siete en el segundo, y continuará hasta que encender una vela en la octava noche. Hillel enseña que debemos aumentar las velas en uno cada noche de la fiesta, uno en la primera noche, dos en la segunda, y así sucesivamente, hasta que la luz ocho velas en la última noche de Janucá.

El Talmud (Shabbat 21 ter) explica que la Casa de Shamai basa su opinión sobre la ofrecimientos adicionales de Sucot: Se ofrece Trece animales en el primer día, doce en el segundo, y siguió disminuyendo hasta que la oferta que ofrece sólo siete animales de la último día de Sucot. Hubo un total de setenta animales ofrecidos y que corresponden a las setenta naciones del mundo. (Véase la página 47 Chumash de Stone para una gráfica de las setenta naciones.) Hemos hecho una oferta para cada país, pero disminuyó su número, como para decir que quería su influencia a disminuir. El Talmud continúa y explica la opinión de la Cámara de Hillel para aumentar el número de velas cada noche de Janucá: Hay un principio en el judaísmo que nos esforzamos constantemente para ascender en la santidad. Aumentamos el número de velas cada noche para expresar nuestro compromiso de esforzarse constantemente por crecer espiritualmente.

Tal vez podamos profundizar en este debate entre las Casas de Shamai y Hillel. Rabenu Moshe Chaim Luzzatto, el Ramjal, al final de su apertura a la sabiduría y conciencia discute el propósito de su creación. El tercer y más alto nivel de comprensión (se alude en el tercer gran oración de Shabat; Minja) es el Santo, Bendito sea Él, quiso revelar su existencia a la Unidad. Quería comprender: "Yo soy En primer lugar, y estoy pasado." Dios ha querido manifestar que todo lo que está roto se puede curar y que todas las maldiciones se transforme en bendición. Todo mal en última instancia, será restaurado a buena.

El mundo emana de Dios, que es una unidad. Todo es uno. Intervienen en el proceso de creación del mundo se divide en partes, las creaciones individuales. Lo que se unificó se rompió. Cada detalle de la creación tiene su propia identidad, aparentemente independientes. Sin embargo, en última instancia, la unidad de la creación será restaurada. Todos se volverá a conectar y unificar. Lo que comenzó como una, y se rompió en muchos, con el tiempo se volverá a conectar y unir. Dios se sirve de la Torá, sus "instrucciones para vivir", y su Divina Providencia para conducir a la unificación definitiva de la existencia. (Ver La Conocer Corazón, traducido por Shraga Silverstein, Feldheim Publishers, página 157) Lo que antes era una unidad, y ahora está roto, será uno.

El debate entre las casas de Hillel y Shamai parece basarse en que la unidad se observa en Janucá. La Casa de Hilel comienza con la Unidad del principio de la creación, la unidad que se rompió en muchas partes. La Casa de Shamai comienza con la diversidad del mundo en que vivimos y nos lleva a la unificación final por el cual luchamos.

Las Cámaras de Shamai y Hillel están debatiendo el mensaje básico de Janucá. Shamai enseñó que Janucá y sus velas para recordar la finalidad última de la creación, la visión de un mundo perfeccionado. La Chashmonaim de la historia de Janucá lucharon por su visión de la perfección del mundo. Es que la visión que ha inspirado y fortalecido. Es una visión de un mundo sin naciones numerosas tirando de todos ellos, salvo en pedazos con sus diferentes ideologías y credos. Es un mundo en el que las setenta naciones desaparecen y toda la humanidad reúne en el día, "Dios será Uno y Su nombre será Uno".

Hillel no puede estar en desacuerdo con Shamai sobre la motivación de la Chashmonaim. Sin embargo, la Casa de Hilel aprecia Janucá como la histórica final de vacaciones antes de nuestro largo exilio. Es la fiesta que nos enseña y permite a Israel para sobrevivir al largo exilio. Janucá nos recuerda de la unidad original que se había perdido, y cómo debemos aprender a vivir y prosperar en un mundo que sigue buscando a conectar.

Seguimos a la Casa de Hillel. Aumentamos el número de velas que la luz cada noche de la fiesta. Somos conscientes de lo que el mundo fue y todavía no se. Janucá nos recuerda cómo vivir en un mundo roto, que sólo aumentando la luz de la sabiduría, la bondad y de Dios en el mundo vamos a ser testigos de su eventual reagrupación.

Share/Save/Bookmark
 
Joomla 1.5 Templates by JoomlaShine.com