Your Feedback Matters


We hope you are enjoying The Foundation Stone™.
Please take a few moments to complete the survey
so that we can continue to improve our website.
Thank you for your time and support.

Take this survey



Your Feedback Matters


Please reconsider your decision.
A few minutes of your time will be
a great help and will allow us to make
The Foundation Stone™ even better.

Thank You!

Take this survey


Exclusively designed for The Foundation Stone Hand Crafted Metal Lace Thank You Machine


To order yours please contact

michal@thefoundationstone.org

Lamentaciones: Kînah Primera - Línea 1 Imprimir E-mail
Escrito por Machberes Avodas Hashem   

destruction Dios es elocuente. Por lo tanto, si algo terrible le sucede a nosotros, podemos asumir que Dios está siendo muy claro lo que estamos haciendo mal. Si no entendemos, es porque somos sordos.
No es porque Dios no está clara. Esta Kînah está articulando lo que debería haber estado claro para nosotros y para recordarnos a aplicar el mismo sistema de pensamiento a todas las cosas que nos suceden.
Podemos desarrollar esta a otro nivel: Todos y cada acción crea una realidad espiritual en el mundo por encima de nosotros. El Ramjal explica cómo nuestras acciones afectan a las fuerzas trascendentes que influyen en este mundo. Cuando damos a Dios que influir en las Fuerzas y ellos a su vez, envían buena con nosotros. Cuando pecamos, aumentamos las influencias negativas de las fuerzas y el mundo alrededor de nosotros va a sufrir. Cuando decimos que no es directa la retribución divina, nos referimos a estas fuerzas. Esta Kînah está articulando el impacto negativo de cada pecado. El Kînah está describiendo lo que creamos para nosotros mismos con nuestras acciones destructivas.
Es importante recordar que esto no es más que una negativa. Este concepto es un don muy poderoso y una herramienta que podemos utilizar con cada mitzvá que realizamos, cada vez que oramos y cada vez que estudio de la Torá. Creamos las fuerzas positivas espirituales que influyen en toda la creación cada vez que hacemos algo que el nos acerca a Dios. Tendemos a olvidar el poder de nuestras mitzvot, nuestras oraciones y estudio de la Torá. Perdemos el sentido de nuestra importancia para toda la creación y del poder que tenemos al servir a Dios. Nosotros hacemos una diferencia en el mundo entero cuando cumplimos la voluntad de Dios. Parte de la destrucción es la pérdida de esta conciencia que impregnaba los que vivían con el templo en medio de ellos.

Share/Save/Bookmark
 
Joomla 1.5 Templates by JoomlaShine.com